Alternancia Republicana Internacional

Inicio Sobre nosotros Ideología Plan de acción Colabora Contacto

Quiénes somos

La Alternancia Republicana Internacional, en anagrama ALTRINT, es una Organización No-Gubernamental, sin ánimo de lucro, de carácter social, pública e internacional, creada el 20 de noviembre del año dos mil dieciséis, y registrada el 23 de marzo de dos mil diecisiete, en el Registro Nacional de Asociaciones, mediante Resolución número 612.599, sección 1ª, Grupo 1º, con NIF G87800777, en Madrid 28933, España.

ALTRINT es un ente independiente que se encarga del seguimiento de la transparencia política, de los procesos electorales para la alternancia de poder, de forma imparcial, transparente y pacífica, aspectos candentes de las elecciones que las sociedades se enfrentan en los Estados.

El vacío legal tanto de “la no-limitación de mandato” en la referida Resolución de la ONU, así como la ausencia de un ente de seguimiento de “la Alternancia de Poder” de los Estados republicanos ha servido de coyuntura en la mayoría de los gobiernos oligárquicos para perpetuarse de por vida en la jefatura de los Estados republicanos.

El pretexto más utilizado es “la no-injerencia en los asuntos internos de otros países” por lo de “la soberanía del Estado”. Entonces veámoslo:

  1. ¿Dónde reside la soberanía de los Estados?
  2. ¿Los Estados son entes públicos o privados?
  1. Si la respuesta de la primera pregunta es, como todo el mundo sabe, que “la soberanía reside en el Pueblo”, entonces, el Presidente no es el soberano, sino el Pueblo.
    - Que hagamos las elecciones con imparcialidad - que uno no puede ser juez y parte al mismo tiempo.
  2. Si la respuesta de la segunda pregunta es, que “los Estados son entidades Públicas” –y no privadas- pues, nadie puede excusar de ser “el único hombre” de todo un País.
    - Que se haga la alternancia de poder, ya que los Estados son republicanos y además democráticos igual como sus partidos.

Estos dos principios -la soberanía del Pueblo y el carácter público de los Estados– constituyen la base de ser y razón de actuación de nuestra Organización para la solución de muchos de los problemas acuciantes del mundo, por los efectos secundarios que se derivan de la “Omisión” de la Alternancia de Poder.

Cabe indicar que la situación de “indiferencia” a la pobreza, de la omisión de la alternancia de poder y de tiranías así como de las guerras civiles del tercer mundo afecta también a todos los elementos, de conformidad al principio de un sistema cerrado, como el global social que tenemos. Estos efectos colaterales que no sólo se transmiten, sino también se complican con la aparición de las migraciones interminables, el éxodo de refugiados y exiliados políticos, los grupos radicales y extremistas, el terrorismo generalizado, etc.

Esta situación que pone en riesgo la seguridad internacional -sin ninguna guerra mundial, pero que podría provocarlo- deja en cuerda floja el respeto el respeto de los derechos humanos, la libertad y la democracia, etc.

Por consiguiente, la empatía es básica para la solidaridad con el desfavorecido, y el espíritu de responsabilidad social y política internacionales, para que la Alternancia de Poder sea un Derecho Internacional, legal y fundamental para todos los pueblos.

De esta forma la situación de los refugiados de guerras y exiliados por las persecuciones políticas tenga una solución final, así como de los grupos radicales, el terrorismo internacional quedan reducidos, mediante la prevención de los riesgos y conflictos bélicos relacionados con la transparencia y buena gobernabilidad de los Estados.