Alternancia Republicana Internacional

Inicio Sobre nosotros Ideología Plan de acción Colabora Contacto

Ideología del Republicanismo Internacional

“La ideología del Republicanismo Internacional es la defensa de la Alternancia de Poder Político (APP) para el desarrollo y bienestar de los ciudadanos”.

1. Introducción.

Sin necesidad de repasar los grandes y pequeños movimientos e ideologías habidas a lo largo de toda la historia universal, la creación de la ONU, en 1945, y la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, en 1948, se sabe tales hechos han constituido los marcos de los cambios sociales y la creación de los nuevos Estados republicanos, por acción y consecuencia de las ideologías del capitalismo que defiende “el dinero” y el comunismo defiende “el producto”.

La presente corriente de la ideología del republicanismo internacional defiende la Alternancia de Poder Político (APP) para el desarrollo y bienestar de los ciudadanos, cuya “omisión” es la causa del desastre mundial de los REFUGIADOS, por las guerras, pobreza y opresión implantadas por regímenes dictatoriales perpetuos.

En la accesión a las independencias, todos esos nuevos Estados adoptaron el sistema político republicano –que es la alternancia del poder- izando sus banderas y cantando sus himnos democráticos y estrenando sus escudos y lemas constitucionales, con la esperanza de desarrollo, justicia e igualdad. A más de que nada de esto ha ocurrido tras más de medio siglo de las independencias, por el contrario, una inmensa mayoría de estos Estados republicanos no han asumido este compromiso y responsabilidad.

Los presidentes han asumido poderes absolutos y se han quedado de por vida en el poder, amparándose de las farsas electorales o en la represión armada. Se han aprovechado de la coyuntura de la no-limitación de mandado en la “Declaración de la Independencia sobre los Territorios Coloniales”, así como de la ausencia del Derecho de alternancia del poder. Por eso han estado cambiando continuamente las Constituciones de los Estados ajustándolas como trajes a sus medidas, desvirtuado así el único pilar fundamental del Estado -“el sistema republicano”– sacrificando la democracia y los derechos humanos por el poder.

Esto es lo que ha dejado a una inmensa mayoría de los Estados en el sub-desarrollo; convertidos en depredadores de la ley y amantes de corrupción y nepotismo exacerbado; y la causa principal del éxodo migratorio y de refugiados por la pobreza, las guerras y represiones.

El problema no radica, como muchos creen, en la diferencia de las velocidades del progreso de las partes, raza o religión, sino de una única razón, la omisión de la alternancia de poder. Porque, en este pequeño periodo se ha constatado una diferencia en cuanto a la capacidad de la gestión de los Estados entre País que estaban en igualdad de condiciones en el momento de la accesión de la independencia, tal como:

Esto, a su vez, ha dejado unos efectos colaterales de las de las partes, tales como la miseria y las injusticias de unos; y oleadas interminables de emigración y refugiados, inseguridad y terrorismos, en otros.

2. Visión.

“Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros” (Jean Paul Sartre).

El convencimiento de los estudios y de la realidad indica que se puede cambiar el modus operandi de las cosas.

En efecto, y como alguien ya dijo que, “la edad de piedra no terminó porque terminaron las piedras” sino porque cambiaron de material, por lo que, proponemos mejorar también los elementos de dirección, haciendo que la Alternancia de Poder pase a ser un Derecho Internacional, esta nueva forma de pensar, ajustándose a lo que dijo Albert EINSTEIN:

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”.

En este sentido, se toma ahora el sentido de las iniciativas que no parten “de arriba para abajo, sino “de abajo para arriba”.

Esta real situación no es nueva, antes ya lo había visto el entonces Secretario de Estado americano, Henry KISSINGER cuando reconoció que, “el 90% de los políticos dan mal reputación al 10% restante”. Es decir, el fracaso de que las iniciativas parten de arriba es del 90%. Con esto, no queda más dudas que el de cambiar el sentido de las iniciativas es posible y correcto.

Esta nueva visión de la ideología del republicanismo internacional, presto para apaliar el drama de refugiados desde el origen, tiene mucha base, porque es:

En efecto, el republicanismo internacional es sutil, filantrópico, no revolucionario, cultural, artístico y natural e integrador, que no conoce barreras nacionales, raciales, geográficas, económicas ni religiosas.